El arquero argentino llevó tranquilidad de cara a lo que viene y explicó por qué los médicos no lo dejaron continuar en el encuentro. En su reemplazo ingresó Agustín Marchesin.

Cuando parecía que la Selección Argentina tenía todo para vivir una noche más que tranquila, todo terminó siendo al revés. Colombia lo empató sobre la hora y, para colmo, terminó con dos lesionados: Cristian Romero y Emiliano Martínez.

 

Una vez finalizado el encuentro, el 1 del Aston Villa salió del hospital y hablo de su episodio: «Estoy bien, mejor. Fue un golpe duro, pero los doctores hicieron su trabajo. Obviamente quería seguir jugando, tenía bronca de salir y recién me entero que nos empataron en la última. Un poco se sabor amargo pero estoy bien».

Empate con sabor amargo para Argentina

En una jornada muy cambiante en Barranquilla, los dirigidos por Lionel Scaloni se encontraron con un rápido 2 a 0 (Romero y Paredes) que le amargaban la noche a las 10 mil personas presentes en el estadio. Sin embargo, el equipo se fue diluyendo y terminó siendo empatado 2 a 2 en la última gracias a los goles de Muriel (penal) y Borja.