El politólogo Pablo Iglesias entrevistó en su programa "La Base" a David Simon, director de The Wire y de la recién estrenada "We Own This City". Desde Pelota Parada les tiramos a la cancha una nota de Pablo sobre la entrevista, y el link al programa completo de La Base.

(CTXT) David Simon vuelve al Baltimore de ‘The Wire’ en su nueva serie: un retrato de la corrupción y la normalización de la brutalidad policial

Permítanme presumir. Entrevistar junto con Anita Fuentes a David Simon ha sido una de mis experiencias de intrusismo profesional en el periodismo (y miren que llevo muchas más de 100 entrevistas a mis espaldas) más estimulantes. Conseguimos la entrevista para La Base en el marco de la promoción internacional de su última serie: La ciudad es nuestra. Pero esta era solo la excusa para abordar el conjunto de su obra y además poder hacerle alguna que otra pregunta. David Simon acabó levantando el puño y diciendo “No pasarán”. No les digo más.

Recordamos en nuestro programa que Simon es sobre todo un periodista cabreado que decidió hacerse escritor y guionista. Básicamente para poder seguir haciendo su trabajo. Y a partir de entonces se convirtió junto a George Pelecanos en el responsable, con sus series, de hacer la gran novela americana. Con una estética que huye de los personajes shakesperianos y explora el poder como conjunto de relaciones sociales, Simon se transformó en una suerte de Bertolt Brecht de las series capaz de retratar a los dioses olímpicos del capitalismo. En las historias de Simon no solo aparecen dramas personales sino que las grandes instituciones sociales (la prensa, el Estado, la ciudad y sus geografías étnicas de desigualdad, el sistema educativo, las finanzas) interactúan dialécticamente con los conflictos (el racismo, el acceso a la vivienda, el fascismo, la prostitución, la guerra, la violencia policial, las drogas…). Las historias de David Simon son, de hecho, un material de formación sociológica y política ineludible. La última también lo es.

La ciudad es nuestra sigue la tradición del autor y retrata la corrupción y la normalización de la brutalidad de la policía de Baltimore, la ciudad protagonista de The Wire. Baltimore es además el lugar en el que David Simon se formó como periodista en el Baltimore Sun, donde conoció las lógicas del funcionamiento policial.